Compositores Checos : Antonín Leopold Dvořák

 

 

Antonín Leopold Dvořák  nació en Nelahozeves, cerca de Praga el 8 de septiembre de 1841  falleció en Praga el 1 de mayo de 1904) fue un compositor natural de Bohemia posromántico y considerado el principal representante del nacionalismo checo en la música. Está considerado como uno de los grandes compositores de la segunda mitad del siglo XIX. Sin perder una amplia proyección internacional, supo extraer las esencias de la música de su tierra natal. Sin duda su obra más célebre es la Sinfonía del Nuevo Mundo, Dvořák utilizó varias formas musicales: sus nueve sinfonías responden al modelo clásico , pero también cultivó el poema sinfónico . Muchas de sus obras muestran la influencia del folclore checo, ya sea por los ritmos o por las formas melódicas; quizás el ejemplo más claro son las dos compilaciones de danzas eslavas (Danzas eslavas para piano a cuatro manos, op. 46 y 72, compuestas el 1878).  Además, Dvořák compuso óperas (la más célebre de las cuales es quizás Rusalka), música de cámara (incluyendo un reducido conjunto de Cuartetos de cuerda, entre los cuales destaca el llamado “Americano“, famoso también “Humoresque”) y música para piano.